sábado, 8 de marzo de 2014

Luego de varios intentos, insertó la imagen maravillosa de esa sonrisa en su mente.
La cúpula de sus ojos hinchados de tanto reir, de tanto llorar, se ciñieron en su espalda.
Una nube de incoherencia llenó su mente...

En el fondo de su ser solamente quería decirle, manifestarle, cuanto lo había pensado, cuanto lo había amado
en absoluto silencio...

Durante tantos días...

Durante tanto tiempo...

Pero simplemente calló.

Porque no podía, porque no quería, porque no... le... convenía.

FIN.

No conviene callar sin más.
Caminar sin mirar atrás.

Nunca, nunca más... 


CaRo

miércoles, 12 de mayo de 2010

Buenas Épocas

De juegos y balcones
De terrazas y soles
De amigos y caramelos
De paseos, de sueños

Me acuerdo de esa vez que jugaste a la vaquita. Era ese cartoncito que raspabas y sacabas unos pesos, capaz que dos y con eso comprabas otra y volvías a jugar. Y así.
Me acuerdo que estábamos en casa con mamá, un sábado tomando café con leche. Y caíste con la cara de contento y una caja grande.
Habías ganado una vaquita, cien pesos me acuerdo. Cien pesos en esa época era mucho, hace mucho, mucho tiempo.
Y de la caja empezaste a sacar muchas cosas, como un mago saca conejos de la galera: fibrones de colores, casettes virgen, auriculares, ropa, adornos y…
Y…
Una pizarra mágica.

Qué felicidad que daba todo eso. Estábamos muy contentas con esas sorpresas.
Nosotras no pedíamos mucho. En realidad, nada. Y rara vez nos sorprendía con algo.
Pero esa fue especial. Yo me encariñé mucho con esa pizarra. Me gustaba hacer dibujos, y jugar a la maestra, y eso de escribir sobre la lámina rosa. Era linda porque traía sellitos para ponerle formas diversas a lo que hacía. Me gustaba mucho de veras.

Qué buenas épocas.



CaRo.-_.--.

domingo, 25 de abril de 2010

La experiencia estética de sentarme junto a un vidrio o una ventana empañada y dibujar mi nombre y el tuyo en un corazón. Cual obra de arte producto de un elevado nivel de cursilería en sangre, que casi casi me produce una especie de terrible diabetes.

Es posible que la taza de café colmada de azúcar me llene de dulzura el cuerpo y de calorcito el alma. La palabra “calorcito” es absolutamente ridícula. Lo mismo que “semanita”, “tardecita”, y todos esos inventos. Conclusión: No me banco a la gente que habla todo con esos diminutivos estúpidos. Me pone muy mal, me irritan. Sí, señor, tengo un carácter de mierda.

¿Y sabe qué señor? No me importa tres quinotos al whisky.

Tengo una amiga que cree en Romeo, en los príncipes azules, en los gladiolos blancos, en los enanos mágicos. En los frijoles que, una vez sembrados, crecen y crecen haciendo enredaderas interminables que llegan como escaleras al cielo.

Yo no voy a ir al cielo.
Tampoco al infierno.

Siempre me pregunto a dónde irán a parar mis ideas, mi alma, aquellos desvelos, aquellos recuerdos, aquellas cosas que pensamos juntos, o que quedaron sin expresar sentimientos sin ser comunicados, emociones truncas…
Qué será de nosotros y de nuestros componentes, elementos que desaparecerán en medio de la nada. Dejarán en su lugar una huella, un halo de la existencia. Nuestra existencia…


No sé qué pasará, pero me afecta.
Cada vez que hablamos de eso me duele el pecho. Me angustio. Me entristezco ante la falta de certidumbres y respuestas.
Qué habrá después de todo esto. Que quedará. Que seré.
Me aterra desaparecer.
Y no sé porqué.



CaRo.-._.-.

miércoles, 7 de abril de 2010

Welcome to my World

Este es un trozo, un retazo, una parte de un todo que es mío y de nadie más.

Onomatopeya. Se escribe con O.
Anomalía. Se escribe con A.
Ustedes. Se escribe con U.
Esteroides. Se escribe con E.


Una onomatopeya suena cuando la anomalía de mi cuerpo, producida por los esteroides, los alcanza a todos ustedes.

Balcón. Se escribe con B.
Amigo. Se escribe con A.
Dolor. Se escribe con D.
Amor. Se escribe con A.

Me duele un amigo, no me quiere regalar un balcón. Su balcón. Y esto, ¿qué tiene que ver con el amor? Absolutamente todo. Y absolutamente nada, a la vez.

Esta noche escucho The Cure. Qué curioso. Ojala tuviera una cura, una forma de arreglar esta situación. Pero tampoco quiero reparar nada. Nada más que el televisor.
Es el único que me alejaría de esto. De pensar. Y, por ende, de vos.

A veces no comparto mi pensamiento, ni nada de lo que siento. Vos pensas que te digo todo, que me abro sin pensar. Pero en realidad me magullo cual durazno, y temo salir lastimada. Salir herida si me juego, si te digo, si te cuento. Lo que por dentro de mi sucede.


No



Sí.


¿Cuál?


¿Quién? ¿Dónde?


No, no creo que pueda.
Sí, si quiero que quiera.
Ese, claro está.
Este, ¿quién más si no?
Donde vos quieras.


Vida Nocturna
Estudio de Noche
Duermo de día
Como de tarde
Me baño
Me acuesto
No hablo del clima



Quiero entrar en tu mundo
Quiero habitar tu planeta
Pasar aunque sea un rato
Que me invites por lo menos con un café
Quiero verte sonreír
Me gusta escucharte reír
Me causa mucha gracia hacerte enojar
Porque es imposible de lograr

Ojala mis ojos se reflejaran en tu iris
Ojala Iris no fuera tan perra
Maldita desgraciada

Ojala mi primo me hablara
Ojala se olvidara de mi por un rato, este chico pesado
Ojala esa señora no barriera la vereda
A las 8 de la mañana, solo para saber que hacen los demás

Ojala no fuera tan susceptible a tus opiniones severas
Ojala me quisieras,..


Aunque se que casi todas esas cosas son imposibles de lograr,
Soñar no cuesta nada, y yo quiero pensar, quiero creer que es real.

Se siente un tren a lo lejos, un banco se desocupa. Ella se sube al tercer vagón y se sienta a leer “La Metamorfosis”.
Suavemente va pasando las páginas. De vez en cuando se acomoda en el asiento cruzando una pierna. Toma un poco de agua. Se retuerce el pelo con delicadeza.
Con asombrosa tibieza le pide al mozo una taza de té. Sopla el té despacio y lo va bebiendo de a poco. Sorbo uno. Sonrisa. Sorbo dos. Sonrisa dos.
Media hora más tarde, revolea el libro al grito de: “Qué pedazo de porquería me enchufaron en esa feria”. Y toda su femineidad, toda su delicadeza se va a la mierda.

El señor del asiento de enfrente suspira, y de su valija saca un arma calibre 23 y se pega un disparo en la sien. Para su sorpresa, la señorita no reacciona. Se queda mirando por la ventana. El hombre, ofuscado, se pega otro tiro. Y tampoco pasa nada.

Despierto
Estoy empapada.
Me transpira la piel.
Se cortó la luz.
Se apagó el ventilador.
El sol entra por la ventana.
Qué siesta de mierda.




CaRo._.-.

martes, 16 de marzo de 2010

Viajar a San Francisco me trae ciertos sentimientos..

Sí, es raro,
Rarísimo
Nostalgia

Lo que pasa es que fui a ver a mi abuela al hogar
De por si el domingo me parece medio deprimente

Voy a verla
Y ahí está
Esa mujer activa que me llevaba a todas partes y me cosía los vestiditos
Está ahí reducida a su más mínima expresión
Con la mirada hacia abajo, perdida
Casi no me reconoce
A veces ni me contesta
Esa mujer que me recibía con el delantal de cocina y los ñoquis caseros, que se reía de todo y jugaba a las cartas está ahí..
Viviendo, sin vivir
¿Entendés?

Es muy duro
Antes la veía perdida pero comiendo con nosotros en casa de mis tíos.. Ahora ni siquiera camina
Está postrada en esa silla de mierda
Y en ese hogar
Con toda esa gente
Que tarde o temprano terminará como ella, o simplemente terminará…
No sabes como me duele
Y lo mal que me hizo
Me fui con el estómago hecho un nudo
Me fui a la Plaza Velez Sarfield
Y yo estaba en otra..
Tratando de digerir todo eso..
En esa plaza que me moviliza porque mi infancia está ahí
Con esos jazmines en flor q me recuerdan cosas
Como será…


Pero no me pude aguantar más
Largue el llanto
No quería eso

Es horrible, pero inevitable















martes, 23 de febrero de 2010

Una noche en mi casa

Me encuentro solo
En San Pedro
En mi garaje
Dentro de un cuerpo extraño
Que no me deja ser más, allá del mar
Más allá de todo lo que existe y lo que hay

Me encuentro aburrido y solo, sin saber bien porqué estoy en este momento haciendo esto con mi vida
Porque en realidad no estoy haciendo nada

Me sugerís que busque entre mis recuerdos una frase que valga la pena recordar. Pero yo solo miro el suelo y no se me ocurre nada.
Los días son muy vacíos, transcurren entre nubes de ideas, polvo y tierra. No puedo pensar con claridad porque el entorno desfavorable no me lo permite.
Su presencia impide toda capacidad reflexiva en torno a lo que me sucede. Quisiera que se fuera de acá, y se llevara consigo sus cosas, sus ruidos, sus olores, su caos caótico que no me deja pensar tranquilo, que no me deja escucharme a mi mismo.

Sufro mucho en esos momentos, en los que estoy lejos de mí. Desde afuera me veo, me noto. Qué vida vacía, qué vida sin sentido que corre día tras día.
Una pérdida. Escasas sensaciones sobrevuelan el momento, que percibo en color gris.
Desde lo más hondo de mi cuerpo sale un halo de luz que me llena de preguntas en esta noche oscura.

Afuera llueve, siento las gotas que golpean muy fuerte mi ventana. Siento que me pierdo, entre la lluvia, se pierden mis lágrimas. Con la humedad del ambiente y la profundidad de lo que siento, me siento perdido, estoy confundido.
Soy un extraño para mi mismo.

miércoles, 3 de febrero de 2010

Sobre lo que pasa conmigo cuando no quiero que pase nada.. Parte II

Todavía me falta… Ojala no hubieras existido nunca
Todo sería más fácil ahora
No puedo dejar en mis manos esta decisión. Sí, es una tremenda estupidez, pero ¿qué querés? Ojala fuera todo como yo quisiera. Pero las cosas no son así.
Este es el fin y por tanto el comienzo
De una nueva vida
De una nueva etapa
De un nuevo camino
Al que le temo
Que me asusta
Pero es parte de existir
Parte de ser
Parte de estar
En esta sociedad
Nada puedo yo cambiar
Aunque me muero por hacerlo
Me miro, en un charco me reflejo
Tengo miedo
Y sigo

Si ya se lo que pensas
Que exagero y nada más
¡Que pesimista que sos!
Ya escucho tu voz diciendo con ese tono de yo lo se todo
Como si de veras supieras o siquiera comprendieras como me siento
¿Qué será de esto? Esto que pasó, que empezó y ahora se termina.
Hace cuatro años que recorro este camino en el que crecí como nunca lo creí
Épocas que voy a extrañar cuando me vaya de acá
Cuando me encuentre en una playa sentada pensando a la orilla del mar
Que tuve tanto y lo perdí

Tal vez tengas razón
Tal vez algún día todo esto se termine
Tal vez en otro momento, dentro de mucho tiempo
Piense en vos y mire hacia atrás
Y recuerde los años que pasamos
Los viajes que hicimos, las charlas que tuvimos
Los mates que sentados bajo un árbol lluvioso compartimos
Esa tarde que nos cansamos de la caída del agua, pero que aun así supimos contemplar
Y nos pudimos asombrar

Sin importar el pasar del tiempo, nunca lo olvidaré
Siempre voy a tener frescos recuerdos de estos tiempos
Con vos, con ellos, con los míos, con lo nuestro, con todos.
Y nunca voy a dejar de lado estos pensamientos.

Tal vez yo tenga razón
Y una tarde de sol
Dentro de 50 años
Estemos los dos
Bajo una parra o un roble
Compartiendo nuestras locas ideas, mientras nuestro amigo
Prepara el almuerzo.

martes, 22 de diciembre de 2009

Abracis, Besis


Abracis Besis Alfa

Etapa en la que todo es nuevo, hermoso y divertido. Claro, todo un mundo de cosas por compartir e idiosincrasias por conocer en el otro. Su cuerpo, sus ademanes, maneras, palabras, risas, etc. En fin, no sabemos nada de nada y queremos saberlo todo. O casi todo. Si sabemos todo nos aburriremos más rápido, en fin.

Abracis Besis Beta

Etapa en la que nos conocemos un poco más, la pasamos bien juntos, nos divertimos, nos estamos enganchando. No puedo vivir sin vos, no podes vivir sin mí. En fin, está bueno, pero ya me está asustando. Demasiado compromiso y, por ende, demasiadas chances de salir herido de esta situación. Cuanto más nos acercamos, más nos queremos, cuanto más nos queremos, más vulnerable me siento.

Abracis Besis Gamma.

Si no es esta la letra que le sigue a Beta, no me interesa. Porque lo interesante de esta etapa es que es la recta final. El principio del fin. No quiero estar más cerca de ti. ¿Te preguntas por qué? Pues porque ya no me conviene, ya no quiero exponerme más. Me siento cursi estando a tu lado y es muy arriesgado. Prefiero vivir mi vida por mi parte, sin nadie que me rompa las bolas y me llame a las 4 AM diciendo lo mucho mucho que me ama. No me gusta que te pongas pesada. Así que dejame un rato tranquilo. Ya me rayé, no te quiero ver.



FIN

lunes, 21 de diciembre de 2009

I used to..

I used to have a boyfriend named Emma.
Sometimes I miss him so much, but I always think: this way it’s better. Even when I ‘m not sure of my decision of breaking up with this shit.

I Believe I was in love with him; I used to make him happy. But deep inside me, I know it’s not true. We were not happy at all.
I’m sorry because I made a lot of mistakes, and I feel guilty about that, but that doesn’t matters, because we will never be together again. And that idea hurt me in the past, but now is not a problem to me. Now I’m fine, and I don’t mind.

The only thing I want to say is: Emma, wherever you are, you know that I’m Sorry…
You already know why, you know I made one mistake: I let this happened
I asked myself why I am so stupid. Why did I let him get into my life? I don’t have an answer. All I know is just that I did what I felt, that is all



I wish I had been the perfect girlfriend, I wish I was a perfect girlfriend. But perfection doesn’t exist. I hope you forgive my inexperience, and maybe one day you will understand how is to be me.


I used to have a friend.
She was one of the best, we talked a lot. But one day she betrayed me and I could not trust her anymore.
We used to go out together, and have a lot of fun. Until she put a little sexy blouse with a very short skirt and … well, the rest of the history is very obvious. Yes, she is a slut.

Thanks to this, I can’t trust people anymore. I know that is not fair, but who cares? Life is complicated and I know I will clean up everything in the morning.
Because that is exactly what I need: to clean up.



CaRo.-._.-.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Preguntarme por la existencia

Tengo hambre y no se que comer
Quiero verte pero vos no vas a querer
Quiero hablar, pero mejor me callo

No tengo ganas de explicarte nada, me cansaste. Te haces como que no te das cuenta de nada. Pero ambos sabemos que está todo mal. No te caigo, no me caes. Y bueno, todo bien.
¿Vos qué te pensas que es esto? ¿Un circo? ¿Una fiesta?
Sí, la fiesta de los “no me doy cuenta”, “no lo hice a propósito”, “Fue sin querer queriendo”…
Cuando dejes de fingir que no hiciste nada, cuando dejes de pensar que está todo bien, cuando notes que te ignoro a propósito… ya será tarde. Habré desaparecido.


* * *

Mensajes:

“A veces siento que no te digo todo lo que siento, te amo, ¡y mucho! No te imaginas, no tenes idea. Me encanta que me cuides y acompañes”

“Te extraño, te espero, te busco, te anhelo. Volve pronto por favor”.

“Sos mi mejor amiga. ¡No cambies nunca! Espero que seamos amigas por siempre”

“Nunca te olvidaré”


Mensajes del pasado que vuelven a mi mente. ¿Qué tenían estas personas en la cabeza cuando me decían estas cosas?
¿“Amigas para Siempre”? Eso no existe, el amor tampoco es para siempre. Si la vida dura un cierto tiempo, todo en la vida también.
Y si todo dura un poco, ¿por qué nos prometemos cosas que no podremos cumplir?
No puedo dejar de pensar en eso.
No puedo dejar de lado esta idea: Si vinimos al mundo por algo, ¿por qué será?
Si vamos a morir de todos modos… ¿para qué hacemos todo lo que hacemos?
Estudiar, viajar, conocer personas, casarnos, tener hijos, trabajar, etc. Cuál es el sentido de hacer una carrera si de todos modos me voy a ir de este mundo sin conocer la ignota razón de porqué estoy aquí.
Sinceramente esto se me pasa por la mente
Cada vez que te pienso simplemente
Y que vuelvo a la vida que pase
A todo lo que viví
Y que nunca viviré
Otra vez…
Y aquí me pregunto otra vez… ¿por qué?